Las 5 Competencias Digitales para un Dpto. de Marketing

Las 5 Competencias Digitales para un Dpto. de Marketing
06/06/2017 Alberto Alcocer
Imagen competencias digitales

La transformación digital ya está aquí. Es lo que continuamente nos dicen medios de comunicación e informes de todo tipo. Sin embargo, ¿está realmente implantada en tu empresa?

¿Tus empleados cuentan con buenas competencias digitales como para trabajar adecuadamente en Internet?, ¿el equipo directivo en tu empresa ha adquirido buenas habilidades directivas digitales como para gerenciar un departamento de marketing que incluya marketing online?

Lo cierto es que en muchas ocasiones las pymes y empresas más pequeñas no han cambiado su cultura empresarial hacia lo digital y siguen de lleno en un “nosotros nos llevamos las cosas de Internet”, sin que hayan recibido formación especializada específica.

La transformación digital ha llegado y se estima que en un plazo no superior a 5 años, las empresas que no la hayan implantado estarán en riesgo de desaparecer o de bajar significativamente sus beneficios.

Y sucede exactamente lo mismo  a nivel directivo. Un CEO o director de un departamento de marketing que no haya mejorado sus competencias digitales estará en gran riesgo de perder su puesto de trabajo, pues las nuevas generaciones ya son digitales y vienen pisando fuerte.

Internet ha supuesto un cambio radical en la manera en que trabajamos, nos comunicamos y conseguimos clientes. Un cambio a mejor que ha permitido nuevas formas de consecución de clientes, más avanzadas y rápidas, pero que necesitan aportar un valor diferencial que nos otorgue más visibilidad, confiablidad y reputación.

Por eso, tanto un director de marketing como un departamento de marketing actual deben mejorar sus competencias digitales urgentemente, pues su competencia seguro que lo está haciendo y probablemente ya les esté quitando proyectos y clientes.

¿Y cómo podemos hacerlo sin que los costes se nos disparen?

Pues no es sencillo, ciertamente, pero al final existen alternativas. Muchas empresas optan por subcontratar servicios y otras optan por contratar formación en competencias digitales para poder trabajar esta área por ellos mismos.

En cualquier caso, hoy en este post quiero enseñarte cuáles son las principales habilidades digitales que deben adquirirse y para qué.

Competencias digitales básicas para un Director de Marketing

Las competencias digitales no son exclusivas del director de marketing, hay otros perfiles profesionales que deben desenvolverse bien en este ámbito. Sin embargo, este profesional es el más relevante al respecto ya que si él no cuenta con las competencia necesarias no podrá seleccionar a un buen equipo que las tenga.

1. Visión global de la estrategia

Es una de las competencias digitales más difíciles de adquirir pues implica un cambio de mentalidad en la forma de trabajar. Esto es, entender que el canal offline y el online forman parte de una misma estrategia: conseguir resultados y más ventas.

¿Somos capaces de diseñar una estrategia de marketing global capaz de conseguir nuevos potenciales y clientes?, ¿y que además combine las acciones de nuestro departamento de marketing, tanto a nivel offline como online?

Sí o sí, todo el trabajo tiene que ir enfocado hacia esta meta, por lo que las competencias digitales deberán permitir el diseño de estrategias de marketing digital efectivas en el corto, medio y largo plazo.

Muy importante antes de entender la estrategia es asimilar determinados conocimientos digitales

  • Antes de vender, hay que comunicar sobre lo que se quiere vender.
  • ¿Sabes quién es tu público objetivo, trasladarlo a Internet y diseñar acciones específicas de venta online?
  • ¿El sitio web de tu empresa es confiable y relevante? ¿Inspira la misma confianza que tu marca offline?
  • ¿Tienes identificados indicadores de gestión o KPI´s para tu estrategia online?

La visión global de la estrategia implica un punto de vista más amplio enfocado en los resultados y en cómo se va abordar la estrategia, así como en qué acciones online y offline puede realizar la compañía. Como ves se trata de una competencia digital puramente directiva.

2. Orientación al cliente

La orientación al cliente implica entender que las empresas ya no vendemos productos o servicios, cubrimos una necesidad de nuestros clientes.

Es una de las competencias digitales más importantes a nivel estratégico, pues implica trabajar sobre un planteamiento que se basa en la satisfacción plena del usuario; diseño de la web, experiencia de usuario, atención al cliente, soporte y servicio postventa, simplicidad en los procesos, etc.

Y para ello es imprescindible saber qué necesita o que quiere nuestro potencial cliente. Por eso:

  • Deben habilitarse canales de comunicación actuales, como las redes sociales.
  • Debe realizarse una monitorización completa de las redes e Internet para saber qué se dice de la marca y de los productos.
  • Deben conocerse los canales de comunicación en los que será receptivo el usuario.
  • Deben trabajarse acciones de marketing online actuales, entendiendo que el factor diferencial es el VALOR que podamos dar al usuario con nuestra marca.

3. Marca personal

Por norma general, todo directivo o CEO de una empresa debería cultivar su marca personal con esmero, a fin de cuentas, la marca personal siempre redirige a la marca corporativa.

Sin embargo es una de las competencias digitales que más rechazo presenta en el escalafón jerárquico de una empresa. Quizás por el tiempo de dedicación que lleva o porque los directores de marketing especialmente no le ven utilidad.

Una buena marca personal del equipo directivo en una empresa, ayuda especialmente a generar confiabilidad, relevancia y reputación. Y si todo esto se complementa con buenas acciones comerciales de nuestro departamento de marketing, el resultado de nuevo se traduce en más ventas por Internet.

4. Dirección eficaz

Dentro de las competencias digitales directivas, la labor del liderazgo es una de las que más se trabaja, si bien en el canal online es complicada, por el hecho de que hay saber dirigir equipos de trabajo offline que realizan acciones online y muchas veces se encuentran deslocalizados.

Un director de marketing actual, debe saber canalizar la información, delegar adecuadamente y conectar personas con personas. Debe ser el principal “instigador” de la transformación digital en su empresa y debe animar y formar a su equipo en metodologías y procesos de trabajo online.

A fin de cuentas, el verdadero líder no es el que mejor dirige, sino el que sabe extraer lo mejor de su equipo de trabajo y de su empresa.

5. Toma de decisiones estratégica

No se puede decidir sobre aquello que no puedes medir. Bajo este prisma se entiende perfectamente que sea fundamental para un director de marketing identificar aquellas métricas o KPI’s más importantes para saber si la estrategia en Internet está funcionando o no.

Es una de las competencias digitales más tecnológica y a la vez más importante, puesto que un director de marketing tiene responsabilidades claras en la consecución de resultados.

Son muchas las métricas a trabajar en un departamento de marketing online: conversiones, tráfico, canales de marketing online, fuentes, páginas vistas, etc. Pero también hay métricas SEO y analíticas concretas para las redes sociales, entre otras muchas.

Un director de marketing no puede trabajar con cientos de informes, necesita datos claros, concisos y que en “poco espacio” le indiquen cómo está funcionando la actividad.

Y, quizás ya en empresas más grandes donde las necesidades sean otras, el Big Data Marketing sea una de las herramientas analíticas y de gestión más importantes.

Competencias digitales necesarias para un Departamento de Marketing

La premisa principal de un departamento de marketing es siempre vender. La cuestión es que antes que vender hay que comunicar, y si hablamos de Internet, la comunicación debe obedecer a una estrategia bien definida.

En muchas pymes y empresas pequeñas se realiza muchas veces esta actividad sin los conocimientos y las competencias digitales adecuadas.

  • El administrativo lleva las redes sociales.
  • La web la ha hecho el informático.
  • La única comunicación que se hace es promoción pura y dura.

Resumiendo, no hay estrategia y se hace todo sobre la marcha, por lo que habitualmente los resultados no llegan.

¿Qué se puede hacer en esta situación, cuando la empresa o el departamento de marketing quiere gestionar toda la parte de Internet por sí misma?

Pues sencillamente formar a los empleados en competencias digitales y estrategia online, por lo menos en los puntos más importantes y así llegar a dominar y trabajar adecuadamente áreas como las siguientes.

1. Conseguir nuevos Leads, clientes e ingresos

Cada año hay más competencia en Internet, por lo que esta opción cada día es más compleja si no se sabe cómo hacerlo.

El primer consejo sería diseñar un embudo de ventas adecuado para saber cómo vamos a conseguir clientes. Es una fase importante dentro de la estrategia de marketing online que debería estar dirigida por el director de marketing y que engloba los siguientes puntos:

  • Analizar al público objetivo de la empresa y saber cuáles son sus necesidades específicas
  • Analizar nuestro producto o servicio y ver cómo pueden satisfacer esas necesidades de nuestro target.
  • Determinar cómo vamos a atraer tráfico de calidad a nuestra web
  • Determinar cómo vamos a conseguir que esas visitas se conviertan en Leads, es decir, oportunidades de venta reales
  • Determinar cómo vamos a convertir a estos Leads en clientes.
  • Y posteriormente, ver si se pueden trazar estrategias de fidelización de clientes, que nos permitan conseguir más ingresos con un menor esfuerzo comercial

2. Creación y/o mejora de la marca corporativa

Para crear una buen percepción en el usuario acerca de nuestra marca, no solo hay que hablar bien de ella por nosotros mismos.

En estos momentos, el factor que más influye es la relevancia y el valor diferencial que podamos ofrecer. Es decir, si vamos a ser capaces de aportar al usuario algo mucho más valioso que nuestro producto o servicio por sí mismo.

En este punto es donde el marketing online puro y duro va a hacer su trabajo. Un departamento de marketing que quiera trabajar por sí mismo Internet, deberá estar bien formado en áreas como el posicionamiento y la comunicación online, pues de lo contrario, no conseguirá mostrar lo buena es la compañía a su público objetivo.

Son competencias digitales que no se adquieren en una semana, por lo que con toda seguridad el director de marketing o quizás un consultor externo, deberá supervisar la actividad que se realiza en este sentido

3. Comunicación online: ¿sabes escribir para Google?

Muy en línea con el punto anterior, nos encontramos con que si estamos en Internet, debemos aprender a escribir para Google. Sí, aunque suene raro.

La razón es que Google es quien “maneja Internet”, quien pone las normas y hace recomendaciones concretas sobre cómo debemos escribir para nos indexe y podamos aparecer en las primeras posiciones de sus páginas de resultados.

La comunicación en Internet necesita del SEO como una empresa necesita de clientes para vivir. Las competencias digitales en este sentido, hablan de formar al departamento de marketing en nociones básicas de posicionamiento (palabras clave y cómo utilizarlas), pero también de saber construir un storytelling adecuado.

A fin de cuentas, si bien necesitamos de Google para llegar al usuario, es este último el que nos comprará y no el buscador, por lo que tenemos que saber llegar a él con un mensaje sutil pero agresivo, cordial pero persuasivo.

4. #BeDigitalMyFriend: Las redes sociales son mucho más que promoción

Por contra de lo que muchas empresas piensan, las redes sociales no se basan solamente en publicar promociones y hablar de nuestros productos.

Sí, hay que vender, pero también hay que comunicar y también hay que escuchar. Las redes sociales son la comunicación de puertas para afuera de nuestra empresa, pero también el canal por el mejor podemos llegar, escuchar y aprender de nuestra comunidad.

Y sobre todo, hay que entender que trabajar las redes sociales a nivel orgánico es cada vez más irrelevante, por lo menos para conseguir ventas. Se hace necesario un refuerzo especial de publicidad online (de pago) y en este caso Facebook Ads es uno de los mejores canales.

Las campañas en esta red social suelen funcionar muy bien si realizan adecuadamente, pero necesitarán de una inversión previa, por lo que hay que estar bien preparado para hacerlas, las competencias digitales en este caso hablan de mensajes directos, necesidades de usuarios, imágenes vendedoras y mucha estrategia.

Desgraciadamente, las redes sociales son una de las competencias digitales más menospreciadas, pues todos pensamos que sabemos trabajarlas a nivel profesional.

Conclusión

Son muchas las empresas y marcas que ya tienen un perfil en Facebook o envían alguna newsletter, pero ¿son realmente muchas las que tienen competencias digitales de verdad?

No basta con conocer algunos canales y lanzar acciones esporádicas, si se quiere competir en Internet hay que tener ciertos conocimientos y aptitudes.

Cada perfil profesional relacionado con los canales digitales debe tener unas características definidas. Sin embargo, todo el equipo de marketing debería tener unas competencias mínimas para conocer bien el entorno online y ser capaz de fusionarlo con el offline.

¿Está tu empresa realmente preparada para evolucionar en el entorno digital del mismo modo que en el entorno offline?, ¿cómo has adquirido las competencias digitales de tu empresa?

Imagen (Competencias marketing): Shutterstock.com

Alberto es consultor de Marketing Online especializado en estrategia empresarial en Internet y comunicación online 360º. Es formador, ponente y docente en programas Master, MBA y Postgrado. Es CEO de SocieTIC Business Online, agencia de marketing online y comunicación.