10 Errores que arruinarán tu Estrategia de Contenidos

10 Errores que arruinarán tu Estrategia de Contenidos
17/05/2016 Teresa Alba
Imagen post errores en estrategia de contenidos

El marketing de contenidos es una de las estrategias más eficientes a la hora de fidelizar a los usuarios. Sin embargo, aún son muchos los que no saben bien cómo afrontar esta parte de su comunicación online.

Sin una estrategia de contenidos bien definida y trabajada, el día a día en nuestra comunicación se puede volver una auténtica locura. Por eso, vale la pena dedicar tiempo a conocer las mejores técnicas y buscar la forma de implantarlas en nuestro blog.

Antes de analizar cuáles son los errores básicos que mucha gente comete al trabajar el plan de marketing de contenidos, es importante dejar claro que se trata de la técnica que combina la creación y la difusión de información de valor para llamar la atención de los usuarios y convertirlos en potenciales clientes.

En este artículo, quiero ayudaros a mejorar vuestra estrategia de contenidos haciendo un recorrido por los errores más comunes y cómo podéis solventarlos.

¿Por qué es tan importante el Marketing de Contenidos?

Aplicar una estrategia de contenidos a nuestro plan de marketing es indispensable para alcanzar a un número mayor de seguidores, atraerlos a nuestra página y fidelizarlos mediante contenidos interesantes y de calidad.

Las ventajas de este tipo de estrategia son numerosas, pero cabe destacar que además de fidelizar, es la mejor manera de:

  • Mantener la atención de los lectores.
  • Generar credibilidad y confianza.

Además, no olvidéis que trabajando bien el copywriting y las palabras clave, el marketing de contenidos es una gran ayuda para mejorar el posicionamiento de vuestra página o blog.

Los errores más comunes en el Marketing de Contenidos

No me canso de remarcar la importancia que tiene escribir bien y no dejarse llevar por la intuición. Cuando se trata de montar una estrategia (sea del tipo de sea), hay que saber distinguir lo que se debe y lo que no se debe hacer.

Aquí os dejo 10 errores que debéis evitar por encima de todo:

1. No tener una estrategia definida

Planear bien la estrategia es la parte más importante para conseguir nuestros objetivos. Sin embargo, primero debéis conocer bien cuál es ese objetivo; ¿qué queréis conseguir?

“Tener claro qué es lo que queréis lograr y cómo podéis conseguirlo, os ayudará mucho en vuestra estrategia de marketing de contenidos.”

Una vez que lo tengáis definido, vuestras acciones deben ir orientadas en torno a este objetivo.

A la hora de planear, es importante utilizar las herramientas adecuadas para facilitaros el trabajo y organizarlo de la mejor manera posible. Para ello, es muy útil comenzar la planificación creando vuestro propio calendario editorial (para mí es imprescindible).

2. Dedicar poco tiempo a cada publicación

La mejor manera de fidelizar a los clientes es dándoles contenido de calidad, que esté bien trabajado y cuidado, y que aporte valor. De nada sirve una estrategia bien definida si publicáis contenidos pobres.

“El contenido de valor no es fruto de las prisas y del trabajo a contrarreloj; requiere tiempo, dedicación y mucho mimo para que todos los detalles estén perfectos y el lector pueda apreciarlo.”

Hay que tener en cuenta que vuestros seguidores van a dedicar parte de su tiempo a leeros, con ganas de aprender cosas nuevas o profundizar en diferentes temas. La mejor forma de agradecerles esa dedicación es que vosotros también empleéis bien vuestro tiempo en crear buenos contenidos.

3. Generar contenidos vacíos

En referencia al punto anterior, es muy importante que los contenidos aporten cosas nuevas; un nuevo punto de vista, información novedosa, profundización en técnicas nuevas…

Dependiendo del tema, el punto diferenciador será uno u otro, pero está claro que para conseguir atraer a los lectores, es importante que lo que les ofrezcáis sea nuevo.

“Si contáis lo mismo que le cuentan los demás, el lector no se fijará en vosotros.”

4. Falta de documentación antes de escribir

El mejor camino para generar un contenido de calidad es, precisamente, saber todo lo posible sobre el tema.

Por eso, antes de poneros a escribir es importante buscar documentación ya publicada y leerla con atención.

La documentación no ayuda solo a informarse, sino a conocer los puntos de vista que ya se han publicado y lo que la gente opina sobre el tema.

“Leer lo que los demás piensan, ayuda a crear nuestro propio punto de vista.”

Además, cuanto más sepáis sobre lo que ya se ha publicado, menos posibilidades tendréis de repetir.

Se trata de conseguir que los lectores aprecien vuestra estrategia y plan de contenidos. Por este motivo, la novedad y la originalidad son muy importantes.

5. Utilizar títulos que no atraen a los lectores

Este es otro de los puntos más relevantes a la hora de trabajar la estrategia de contenidos adecuadamente, sin embargo a menudo no se tiene en cuenta.

“El título de la publicación, junto con su intro, es la carta de presentación del contenido. Este es el gancho con el que realmente se consigue atraer a los lectores.”

Una vez que el título ha logrado captar la atención, una buena intro hará que les pique la curiosidad y que tengan ganas de leer más.

Es igual de importante terminar la publicación con un buen broche final, pero no olvidemos que para llegar hasta el final, primero hay que convencerles para que sigan leyendo. Por eso, debéis dedicar gran parte de vuestros esfuerzos al título y los subtítulos.

6. No cuidar la presentación

Trabajar el marketing de contenidos no se limita solo a qué decimos; es igual de importante cómo lo decimos.

“Si queréis que vuestros lectores dediquen tiempo a leer vuestros contenidos, es bueno mimarles y presentarles las publicaciones de una forma amena y bien cuidada.”

A la hora de maquetar los contenidos, hay que tener muy en cuenta la presentación; que la lectura sea fácil, utilizar bullets para organizar las ideas y acompañar el texto con ejemplos gráficos son algunos de los trucos infalibles.

En este sentido, es muy importante:

  • Cuidar la ortografía y gramática.
  • Trabajar la redacción de cada contenido.
  • Estructurar bien la información.
  • Incluir imágenes o vídeos siempre que sea posible.
  • Dividir los apartados por temas para facilitar la lectura.

Descuidar la presentación y cometer errores de manera sistemática afecta a la credibilidad, y puede provocar que perdáis la confianza de vuestros seguidores.

7. Priorizar la publicidad ante el buen contenido

Este es un error bastante común de algunas grandes marcas a la hora de llevar una planificación de la estrategia de marketing de contenidos, ya que el primer objetivo es fidelizar a los usuarios antes de convertirse en potenciales clientes (y no al revés).

“Es bastante habitual que caigamos en la tentación de hablar demasiado de la marca, haciendo que todo lo que publicamos parezca publicidad.”

Por su puesto, uno de los motivos por los que creamos el contenido es para conseguir nuestros objetivos, pero priorizar los objetivos por delante de cuidar a los lectores hará que estos se alejen.

A la hora de crear la estrategia, debéis focalizar todas las acciones en torno a lo que queráis conseguir, pero una vez que os pongáis a crear contenido lo importante es qué queréis contar y cómo lo váis a hacer.

Si la estrategia está bien definida, todas las acciones repercutirán en los objetivos sin necesidad de referiros a ellos de manera tan obvia.

8. No estudiar a la audiencia

A menudo ocurre que alguien escribe un contenido fantástico en el que ha invertido mucho tiempo y esfuerzo, pero no consigue que capte la atención de los usuarios; esto es lo que ocurre cuando escribimos pensando en nosotros y no en los lectores.

“Si no sabéis bien qué es lo que quieren vuestros lectores, es muy difícil que los contenidos, aunque sean de calidad, les enganchen.”

Es muy importante que escuchéis a vuestra audiencia, definir qué es lo que quieren y necesitan, y trabajar el marketing de contenidos en torno a sus intereses.

Adaptando vuestro calendario editorial al público objetivo, conseguiréis que los contenidos que con tanto esfuerzo creáis lleguen al máximo posible de lectores.

9. Compartir los contenidos y hacer link building en el lugar equivocado

Crear un buen contenido, cuidado y de interés, es lo fundamental, pero una vez que lo terminamos… ¿qué hacemos con él?

“Para conseguir que los usuarios conozcan las publicaciones nuevas, es fundamental saber dónde se encuentra el público objetivo.”

Promocionar y compartir las publicaciones con eficacia, es uno de los puntos principales a la hora de trabajar el marketing de contenidos.

Si tenéis claro a quién os dirigís, os será más fácil saber dónde encontrarlos y será en esos lugares donde debéis compartir vuestras publicaciones.

De nada vale difundir nuestro contenido en todos los sitios posibles sin filtrar previamente su efectividad. Sería una pérdida de tiempo y los esfuerzos que realizaseis no os darían frutos.

En este sentido, también debéis tener en cuenta en qué blogs y sitios web hacéis guest blogging, para crear una red de enlaces externa potente y no implementar estrategias de linkbuilding inefectivas. Aquí podéis leer más sobre esto.

10. No revisar la publicación antes de publicarlo

Aunque sea el último error de la lista, no hay que restarle importancia. Hay que revisar, revisar y volver a revisar todo lo que escribimos antes de publicarlo, y aunque creamos que ya está listo, nunca viene mal volver a leerlo una vez más.

A menudo pensamos que ya hemos ido corrigiendo todo mientras lo escribíamos, pero es importante verlo de un modo global. A veces, cada apartado está correcto, pero en conjunto pierde el sentido o se desvía del tema principal.

“Es importante revisar todo el texto palabra por palabra, corregir los fallos ortográficos o gramaticales, y darle un hilo conductor a la idea principal.”

Además, en cada revisión siempre surgen cosas nuevas que habíamos pasado por alto.

Conclusión

Espero que con este artículo os haya aclarado todas las dudas que pudieran quedar sobre la estrategia en el marketing de contenidos, y que si habíais cometido alguno de estos errores podáis solucionarlo a partir de ahora.

Con este post debéis haber sacado en claro 3 ideas principales:

  • Los contenidos de calidad son aquellos que aportan valor y algo diferente al resto.
  • Para poder lograr resultados es necesaria la planificación, y para ello hay que utilizar herramientas como un calendario editorial.
  • Es necesario imponerse unos objetivos comerciales, pero lo primero es mantener contento al lector.

No olvidéis la importancia de este tipo de técnicas, y sacarle el máximo provecho posible, porque los resultados pueden ser verdaderamente buenos para vosotros.

¿Cometíais alguno de estos errores o añadiríais algún otro error totalmente imperdonable en una estrategia de contenidos?

Imágenes (Errores): Shutterstock

Teresa es licenciada en Administración de Empresas. Especializada en Negocios Internacionales, Social Media y Docencia, tiene experiencia en Comercio Exterior y Marketing Online. Actualmente es responsable de Marketing de Contenidos en MadridNYC.
  • Veronica Sequeira Gonzalez

    Totalmente de acuerdo, Teresa. La planificación para mí es importante y cuando no lo hago, noto las consecuencias y pierdo mucho más tiempo. Yo me he hecho un calendario editorial tanto para mis redes y blog como para el de los clientes y así poderles mostrar también a fin de mes lo que has ido haciendo con su marca

    • Hola Verónica!

      Sí, así es. Personalmente, si no me planifico se me viene todo el trabajo encima y la lista de pendientes se va acumulando encima del escritorio… Siempre tendemos a apagar fuegos y dar respuesta a las llamadas y tareas urgentes, y la estrategia a largo plazo se nos puede quedar colgada si no estamos muy pendientes. Para escribir hay que sacar mucho tiempo, y es importante reservar esas horas más productivas del día dejando a un lado otras distracciones.

      Un saludo y gracias por comentar 🙂

  • Robert Portela

    ¡Qué importantes son los títulos! El problema en muchos casos es el escso tiempo que se dedica a la creación de contenidos, y no solo en formato texto. Me parece interesante también los puntos 3 y 8 que están bastante relacionados entre sí.

    De hecho el crear contenidos vacíos en muchos casos es por no estudiar y poner el oído a lo que dice nuestro público.

    Por aportar un punto más al repaso que haces en el artículo, decir que también muchas veces nos centramos en crear contenido para una sola fase del embudo de ventas, generalmente el del estado mas superior, con lo cual, le ponemos más difícil a esos clientes potenciales avanzar a través del mismo.

    Excelente artículo como siempre Teresa.

    • Hola Robert!

      Excelentes aportaciones, muchas gracias por dejar tu comentario 🙂

      El tiempo es nuestra excusa favorita para todo, pero en realidad muchas veces lo perdemos en cosas que no producen… por ejemplo lo que dices, no vamos al grano con lo que realmente necesita la audiencia. Hay que dejar de pensar en lo que no gusta, para ayudar más a los demás 🙂

      Me interesa esto que dices del embudo, ¿alguna recomendación para aportar contenido que se centre en fases posteriores?

      Saludos!!

      • Robert Portela

        ¡Hola Teresa!

        Muchísimas gracias por la respuesta tan chula jeje 😛

        En cuanto a lo que decía sobre el embudo de ventas, un error que solemos cometer es en centarnos solamente en la fase inicial del mismo.

        Como recomendación, una manera fácil y muy efectiva de dividir nuestros contenidos en torno a diferentes objetivos, es el uso de la matriz GAP o bien a través del modelo AIDA.

        En cualquiera de los dos, y dependiendo de los objetivos, se divide la matriz en cuatro tipos de contenidos: Atracción, Interés, Deseo y Acción.

        Por poner un ejemplo, si el objetivo de nuestro contenido es llamar a la acción, un caso de éxito o un testimonio de otro cliente, ayuda en gran medida a dirigirnos hacia esa meta.

        En el blog de Silvia Cueto hay un excelente artículo donde explica el modelo AIDA de una manera muy fácil y clara.

        Seguro que lo explicará un millón de veces mejor que yo jeje 🙂

        Estaré encantado de explicar más al resto de compis del blog si surgen más dudas.

        ¡Un saludo!

        • Hola Robert,

          Me encanta este tema! Y conozco el buen trabajo de Silvia, así que sin duda me pasaré a leer por su blog sobre ello. No descarto hablar de esto próximamente, así seguimos investigando en ello y le doy un par de vueltas, que siempre podemos darle un toque personal, ¿verdad? 😀

          Por lo que entiendo, te refieres a contenido no solo de blog claro. Yo lo veo muy útil esto para una landing page, ¿qué opinas? Creo que podría salir algo chulo de esto 🙂

          Un saludo!

          • Robert Portela

            ¡Hola Teresa!

            La verdad que a mí me encantó lo bien reflejado que lo tiene Silvia. Sinceramente su artículo aclara muchísimas dudas solo con ver la infografía.

            Me alegro de haber podido darte una idea para un post jeje, la verdad que es un tema del que en español al menos no he encontrado mucha información, por lo que sería una oportunidad genial para posicionarse para esos términos.

            Por supuesto que también se aplicaría a las landings pages, de hecho es un tipo de contenido que sirve no solo para atraer, sino también para motivar y llamar a la acción.

            Si puedo colaborar contigo, estaré súper encantado 😛

          • Hola Robert!

            Genial, pues pensaré en ello y en cuanto tenga hueco en el calendario le doy forma y te mantengo informado!

            Saludos

  • Adrian Verdau

    Muy bueno @teresaalba:disqus, es tan importante ver estos puntos que mencionas, el problema que encuentro leyendo en muchos blogs, es que a muchos les preocupa más la cantidad de artículos que el contenido en sí. Yo creo que es preferible tener menos artículos – publicar menos por semana o mes -, pero tener contenido de calidad, entendible, agradable y bla bla bla.

    Saludos!!!

    • Hola Adrian!

      Muchas gracias por tu comentario 🙂

      Tienes mucha razón, pienso que al principio es interesante publicar mucho contenido para ir posicionado el blog y tener “algo” que enseñar al mundo. Pero conforme avanzamos y vamos mejorando nuestros posts, la calidad debe ir ganándole terreno a la cantidad. Sin duda!

      Un saludo

  • Richal Azuarte

    Maravilloso @teresaalba:disqus una demostración pristina de lo que dice tú post, en el puedo ver cada cosa que comentas, eso me ha gustado mucho, lo predicas y lo haces. Tener claridad en lo que se quiere, un mejor esquema y la conexión con la audiencia, son de vital importancia, eso te guía con más claridad. Muchas gracias por enseñarme con el ejemplo. Un gran abrazo.

    • Hola Richal!

      Muchísimas gracias por tu comentario, valoro mucho que hayas apreciado esto, de verdad 🙂

      Pienso que siempre que se hace determinado trabajo, se debe predicar con el ejemplo, sino es hablar por hablar, ¿cierto?

      Saludos!!