Malos hábitos muy comunes al diseñar infografías

Malos hábitos muy comunes al diseñar infografías
20/11/2014 Teresa Alba
Imagen post diseñar infografías

Existe gran cantidad de factores que pueden provocar que una infografía no produzca el impacto deseado o la repercusión en Redes Sociales necesaria para causar un aumento significativo en las estadísticas. No sólo es importante diseñar infografías creativas y atrayentes, así como contar con las herramientas indispensables para ello, sino que también debéis tener en cuenta los errores más comunes que se suelen cometer para no caer en ellos.

Seguro que ya sabéis que la inclusión de infografías y recursos gráficos, tanto en artículos de un blog, como en cualquiera de vuestras publicaciones en Social Media, es clave para viralizar contenidos. No sólo esto, además es un elemento gráfico excelente para la asimilación de conceptos y aplicable en la enseñanza, así que… ¿Qué mejor manera de hablaros sobre esas malas prácticas que debéis tener en cuenta que con una infografía?

Para ello, cuento con una nueva colaboración en mi blog de un excelente profesional, Miguel Jaeggi, que ha tenido el detalle de crear esta estupenda infografía para vosotros.

Los-malos-hábitos-más-comunes-al-diseñar-infografías-Infográmica-vía-MadridNYCSegún estos datos, a la hora de generar infografías de contenido propio podemos concluir que es imprescindible:

  • Ser genuino y no hablar de los mismos temas una y otra vez. Hablando siempre sobre lo mismo sólo conseguiréis aburrir a vuestros lectores y quedaros obsoletos. Para llegar a una mayor audiencia hay que abarcar más temáticas.
  • Los titulares deben ser actuales y con un mensaje y tono de comunicación acorde al público. Esta norma es la misma que para la publicación de contenidos en formato texto.
  • Los datos deben ser correctos, fundamentados y concisos. El hecho de que seáis vosotros los creadores no implica tener que “inventar” contenidos, especialmente en el caso de las infografías, donde la mayoría de los contenidos que se presentan son visuales y a base de estadísticas que requieren una fuente fiable que los respalde.
  • Está bien que utilicéis las infografías para darle promoción a vuestra marca. De hecho, este suele ser su fin, pero no os olvidéis que el fin no justifica los medios y que los usuarios querrán aprender algo de vuestra creación, no sólo ver una imagen publicitaria.
  • Respecto al diseño, es importante que sea coherente e intuitivo en todos sus elementos. Por ello es imprescindible conocer bien la significación de los colores e implementar un patrón gráfico que caracterice a vuestra marca, siempre aportando claridad, tanto en los elementos visuales, como en los textos escritos.

¿Qué opináis vosotros? ¿se os ocurren más malos hábitos que no deben pasarse por alto en el diseño de una infografía?

Teresa es licenciada en Administración de Empresas. Especializada en Negocios Internacionales, Social Media y Docencia, tiene experiencia en Comercio Exterior y Marketing Online. Actualmente es la Content Manager de MadridNYC.

  • Se podría anexar quizá la mala calidad de imagen al momento de la subida, no está dentro de la creación pero a mi punto de vista, van de la mano.

    • Muy acertado Yoshio, de hecho es algo que nos puede arruinar un excelente trabajo! Gracias por comentar 🙂

  • Ramon

    Me he encontrado infografistas que hacen trabajos para publicitarse y al mismo tiempo al programa con el que tienen contratado un acuerdo de exclusividad algunos reproduciendo imágenes con copyright, si ver consentimiento expreso en ningún lado, imágenes como los minions de Gru o Meowth de los famosos Pokemon. Es eso legal?

    • Si las imagenes utilizadas son para uso personal no infringen copyright, porque estan reproduciendo algo de lo que no van a sacar ningún beneficio. En el caso de lo que el artículo o diseño se reprodujera con el fin de conseguir un beneficio económico o para su reproduccion, sí que se estaría infringiendo el copyright de la marca.

      • Ramon

        Ya me lo imaginaba, la web no es para uso personal sino para publicitarse como infografista, vender un libro a tal efecto y publicitar las bondades del programa de infografía en cuestión, tristemente no se trata de un uso personal sin ánimo de lucro.

        Gracias por la información, un saludo.