¿Qué es un Manual de Identidad Corporativa?

¿Qué es un Manual de Identidad Corporativa?
22/02/2016 Teresa Alba
Imagen post sobre qué es un manual de identidad corporativa

¿Alguna vez habíais oído hablar sobre el manual de identidad corporativa?

Hay muchas marcas que aún desconocen su existencia y la importancia de este recurso de branding. No contar con uno y, lo peor, ni tan siquiera saber de qué se trata, es señal de que algo no marcha bien.

Por ello, en el artículo de hoy quiero que hablemos sobre la importancia que tiene para una marca cuidar su diseño, así como qué es esto del manual de identidad corporativa de una empresa y cuáles son los puntos que lo constituyen.

En el diccionario de diseño gráfico que recién he publicado, podéis encontrar hasta 80 términos, pero la definición de este manual en particular, la he dejado para desarrollarla con más detenimiento en este post.

Tener claro cuáles son los elementos que componen este manual y cuáles son sus utilidades, es indispensable no solo para los profesionales del diseño gráfico y la identidad corporativa, sino también para todos los miembros de una empresa o equipo de trabajo, como los CEOs, responsables de marketing o los encargados de trabajar en el fortalecimiento de la imagen ante el público interno y externo. 

La importancia del Diseño en Imagen Corporativa

La importancia del diseño en la imagen corporativa de una empresa, radica en que esta disciplina juega con los elementos que utilizan los consumidores para identificarse con las marcas.

Por ello, el diseñador de una marca debe conocer a la perfección la filosofía de ésta para encontrar una relación conceptual entre sus valores y la representación visual que la identifique, para que sea fácil de recordar y produzca ese “efecto wow” que empatice con los usuarios.

¿Qué es la Imagen y la Identidad Corporativa de una empresa?

Para hablaros del manual de identidad corporativa, primero debemos definir estos dos conceptos; la imagen corporativa y la identidad corporativa.

Tal y como vienen definidos en el diccionario de terminologías de diseño gráfico, estos conceptos son similares en cuanto a que representan a través de elementos visuales la identidad de una marca u organización, pero la imagen corporativa va más allá.

El concepto de imagen corporativa hace referencia a esa “imagen” o “percepción” que tienen los usuarios sobre una empresa, marca, o cualquiera de sus productos y servicios, por lo que el comportamiento o actitud que se comunica tiene mucho que ver en esa percepción.

“Mientras que la identidad corporativa la conforma la identidad verbal y visual de una marca y se representa mediante un logotipo y un tono de comunicación específico, la imagen corporativa incluye el elemento “actitud”, que hace que ésta sea percibida de manera coherente (o no) por los usuarios”.

Visto así, podríamos afirmar que la clave e importancia de ambos conceptos se encuentra en su gran potencial para brindar diferenciación, pero veamos esta idea con un poco más de detenimiento.

¿Por qué hay que definir correctamente la Identidad Corporativa?

Como os decía, es muy importante trabajar en desarrollar una fuerte identidad visual corporativa, que resulte fácil de recordar y ofrezcan un plus de diferenciación para resaltar sobre otras empresas que ofrecen servicios o productos similares. 

“Una empresa o marca que posee una débil identidad visual corporativa, está destinada al fracaso, puesto que difícilmente será reconocida por los usuarios y elegida entre las demás opciones existentes en el mercado.” 

Así que, ya sabéis, cuidad mucho la identidad visual que dais a vuestro negocio, de manera que los usuarios puedan identificarla fácilmente, recordarla e interiorizarla.

Esto es algo que podéis también potenciar aplicando el Storytelling a vuestra marca personal.

Volviendo al tema de este artículo, el elemento visual de identidad por excelencia (el logotipo), se compone de ciertos aspectos que deben recogerse de forma específica y detallada en el manual de identidad corporativa.

Así que, pasemos a ver, ahora sí, de qué se trata.

¿Qué es un Manual de Identidad Corporativa y cuáles son sus elementos?

¿Pensáis que todas las empresas tienen un manual de identidad corporativa?

Dada su importancia, es obvio pensar que esto es así, pero realmente solo podemos afirmar que las empresas de mayor tamaño cuentan con uno, cuando realmente es un elemento imprescindible para poder transmitir correctamente la imagen de marca de cualquier negocio.

Tened en cuenta que poseer un buen manual de este tipo, es la única manera de resaltar en un mercado cada vez más competitivo y veloz, que no es poca cosa, ¿verdad?

Esto es así, porque se trata de un documento en el que se establecen las líneas de identidad visual por las que se debe regir una empresa y que conforman su imagen.

Definición de Manual de Identidad Corporativa

Un manual de identidad corporativa, es un documento en el que se definen las normas que se deben seguir para incluir el logotipo de una marca, así como los distintos elementos visuales que la conforman, en todo tipo de soportes (tanto virtuales, como impresos).

Éste, describe por tanto de qué manera se deben aplicar los diferentes signos gráficos que representan la identidad de una marca, para que resulten coherentes y garanticen la cohesión comunicativa y visual de la misma.

Un manual de este tipo, puede variar en número de páginas, pero hay ciertos aspectos informativos que todos ellos deben poseer en cuanto a colores, formas y tamaños.

Elementos que componen un Manual de Identidad Corporativa

Existen manuales muy desarrollados, con explicaciones extensas de usos y costumbres de los elementos visuales de la identidad de una marca, y manuales más concisos con normas claras que lo explican de manera detallada y concisa.

Sea cual sea su extensión, en él se deben detallar las medidas y proporciones de cada uno de los elementos que lo componen.

Entre ellos, los tres elementos claves que componen un manual de imagen corporativa y que no deben faltar son:

  • Logotipo

La significación de éste conforme a los valores de una marca, debe casar totalmente con la apariencia que resulte del trabajo de un diseñador en cualquier soporte.

Un logo diseñado de manera sencilla, además de aportar una fácil comprensión, facilita la tarea de adaptación y aplicación en diferentes soportes manteniendo su significado.

Para ello, el logotipo ha de implementarse sobre una cuadrícula de dimensiones establecidas para evitar la distorsión de la identidad corporativa en caso de existir variantes en tamaño o formato (horizontal o vertical), además de respetar cierto margen alrededor de él para que resulte correctamente legible.

manual-de-identidad-corporativa-ejemplo

Junto a las aclaraciones del logotipo como elemento clave de identidad corporativa, hay que mencionar sus posibles usos incorrectos (soportes restringidos), así como de elementos complementarios como el eslogan.

  • Colores corporativos

La identidad corporativa, se define en primer término según su selección de colores. Éstos deben estar basados en un trabajo de tinta plana o tonos pastel (como la gama de colores Pantone).

No obstante, es posible que se permitan tonalidades alternativas que no trastornen el mensaje de la identidad corporativa. En tal caso, habría que incluir también estas recomendaciones en el manual.

manual-de-identidad-corporativa-ejemplo-2La significación del color en imagen corporativa tiene mucho que decir, y su aplicación en los diferentes soportes puede hacer que esta varíe. Por ello, es imprescindible aplicar los porcentajes adecuados (CMYK o RGB).

  • Tipografías

Como segundo condicionante de la transmisión de una identidad corporativa coherente, tenemos la tipografía o estilo de letra.

Un buen manual de identidad corporativa, incluye este tercer elemento como definición imprescindible.

manual-de-identidad-corporativa-ejemplo-3Las tipografías a aplicar en los contenidos corporativos de diferentes formatos y aplicados a distintos soportes, han de seleccionarse correctamente acorde con la imagen corporativa que se desea transmitir, y generalmente deben pertenecer a una misma familia tipográfica.

Recomendaciones básicas para crear un Manual de Identidad Corporativa

Vistos los 3 elementos que han de incluirse en un manual de identidad corporativa, es importante resaltar 3 recomendaciones más que debéis tener en cuenta para identificar si un manual de identidad corporativa está correctamente detallado:

  • Tamaño de reproducción: Es indispensable detallar las medidas mínimas que debe poseer el logotipo para que siga conservando una correcta legibilidad. Además, estas medidas no son las mismas para todos los soportes (por ejemplo, no es lo mismo si el logo se va a imprimir o utilizar en canales digitales) y, en caso de tener que utilizar un formato muy pequeño, habría que detallar alternativas de supresión de elementos.
  • Aplicaciones y usos del logotipo: A la hora de citar los posibles usos del logotipo, es importante detallar en el manual las combinaciones de colores más adecuadas según los diferentes fondos de aplicación (más oscuros o más claros), así como los tonos o formas que no serían considerados como corporativos.
  • Aplicaciones según el soporte: La identidad corporativa se puede aplicar en diferentes soportes, como papelería, banners, carteles publicitarios, páginas web, anuncios publicitarios, etc. Por tanto, el diseñador gráfico debe dar pautas de uso para las principales aplicaciones.

Hemos visto los 3 componentes clave que se deben definir en un manual de identidad corporativa, así como las posibles variantes y recomendaciones que un diseñador tiene que tener en cuenta para detallarlo al 100%.

No obstante, hay otros muchos más soportes que no os he nombrado, como podrían ser uniformes, presentaciones de empresa o banners de redes sociales. Tened en cuenta que todos ellos también pueden incluirse, siempre y cuando vayan a darse dichas aplicaciones.

Conclusiones

Un manual de identidad corporativa, es un documento que tiene la labor de informar sobre las posibles aplicaciones y usos del logotipo.

Por su parte, la labor del diseñador gráfico, es la de saber desarrollarlo de acuerdo a las necesidades de su empresa o cliente, con el fin de aportar la información oportuna de manera precisa y detallada.

El logotipo es el recurso de identidad corporativa por excelencia, y su significación queda sujeta a la selección de colores, tipografía, formatos y soportes de aplicación.

Si tenéis dudas acerca de este recurso de branding u os gustaría contar con uno para vuestra empresa o negocio, no dudéis en escribirme a mi correo sin compromiso 🙂 ¡Estaré encantada de responderos!

Teresa es licenciada en Administración de Empresas. Especializada en Negocios Internacionales, Social Media y Docencia, tiene experiencia en Comercio Exterior y Marketing Online. Actualmente es responsable de Marketing de Contenidos en MadridNYC.
  • La cuestión de la identidad corporativa siempre me intriga un poco. Lo veo claro y crucial para la empresa, pero para el freelance o autónomo, ¿es válido el concepto de “identidad corporativa” o estaría asimilado en lo que es la “marca personal”? Si es así, ¿en qué momento la marca personal cede el paso a la identidad corporativa?

    Como siempre, un magnífico artículo, claro y fácil de leer 🙂

    ¡Saludos!

    • Hola Antonio!

      Muy buena tu pregunta, de hecho es algo que se me venía a la mente mientras redactaba el post.

      Primero aclarar que la identidad corporativa hace referencia al lenguaje visual a través del cual se transmiten los valores de marca, es decir, hace referencia al logotipo y sus elementos.

      La marca personal es un concepto desarrollado para hacer referencia a la esencia, filosofía y valores cuando de lo que estamos hablando, no es de una empresa, sino de una persona o profesional independiente. Esta puede transmitirse perfectamente a través del logotipo, es decir, a través de un elemento de identidad corporativa.

      Aquí el concepto que se asemejaría al de marca personal, no sería el de identidad corporativa, sino el de imagen corporativa, y la delimitación está cuando pasamos de “personas” a “corporaciones”.

      Aunque un manual de identidad corporativa bien podrían desarrollarlo todo tipo de marcas (personales y empresariales o corporativas), aquí ya entra en juego el factor “recursos”. Como digo en el post, solo podemos afirmar que las empresas más grandes cuentan con uno, y ya nos podemos imaginar por qué es. Además, pensemos en las utilidades que tiene este manual, el cual sirve principalmente a nivel interno, para que todos los departamentos se cohesionen y sepan aplicar la identidad corporativa (logo) de forma correcta en cualquier tipo de soporte.

      Para aplicar el logo a muchos soportes, hace falta una buena inversión en marketing… sin más. Si un único profesional logra este nivel de crecimiento, será porque posiblemente detrás de él haya trabajando un equipo, por lo que pienso que aunque se le ponga la etiqueta de “marca personal”, ya estaríamos hablando de algo más a nivel corporativo.

      Bueno después de todo este rollo, espero haberte aclarado algo más la idea 🙂

      Saludos!!

      • Muchas gracias, Teresa, por una respuesta tan extensa y detallada.

        Me has aclarado totalmente la duda y la confusión de conceptos que tenía. Algunas de las cosas que mencionas las intuía, como la necesidad de recursos para confeccionar el manual de identidad corporativa, sin saber muy bien porqué pero ahora lo entiendo perfectamente.

        Gracias de nuevo y un saludo 🙂