10 Errores que arruinarán tu Estrategia de Contenidos

10 Errores que arruinarán tu Estrategia de Contenidos
17/05/2016 Teresa Alba
Imagen post errores en estrategia de contenidos

Seguir una estrategia de contenidos es una de las prácticas más eficientes a la hora de fidelizar a los usuarios en Internet. Sin embargo, aún son muchos los que no saben bien cómo afrontar esta parte de su comunicación online.

Sin una estrategia de contenidos bien definida y trabajada, el día a día en nuestra comunicación se puede volver una auténtica locura. Por eso, vale la pena dedicar tiempo a conocer las mejores técnicas y buscar la forma de implantarlas en nuestro blog.

Antes de analizar cuáles son los errores básicos que mucha gente comete al trabajar el plan de marketing de contenidos, es importante dejar claro que se trata de la técnica que combina la creación y la difusión de información de valor para llamar la atención de los usuarios y convertirlos en potenciales clientes.

En este artículo, quiero ayudarte a mejorar tu estrategia de contenidos haciendo un recorrido por los errores más comunes y cómo puedes solventarlos.

¿Por qué es esencial la Estrategia en Marketing de Contenidos?

Aplicar una estrategia de contenidos a nuestro plan de marketing es indispensable para alcanzar a un número mayor de seguidores, atraerlos a nuestra página y fidelizarlos mediante contenidos interesantes y de calidad.

Las ventajas de este tipo de estrategia son numerosas, pero cabe destacar que además de fidelizar, es la mejor manera de:

  • Mantener la atención de los lectores.
  • Generar credibilidad y confianza.

Además, no olvides que trabajando bien el copywriting y las palabras clave, el marketing de contenidos es una gran ayuda para mejorar el posicionamiento de nuestra página o blog.

Los errores más comunes en una Estrategia de Contenidos

No me canso de remarcar la importancia que tiene escribir bien y no dejarse llevar por la intuición. Cuando se trata de montar una estrategia (sea del tipo de sea), hay que saber distinguir lo que se debe y lo que no se debe hacer.

Aquí te dejo 10 errores que debes evitar por encima de todo:

1. No tener una estrategia definida

Planear bien la estrategia es la parte más importante para conseguir nuestros objetivos. Sin embargo, primero debes conocer bien cuál es ese objetivo; ¿qué quieres conseguir?

“Tener claro qué es lo que quieres lograr y cómo puedes conseguirlo, te ayudará mucho en tu estrategia de marketing de contenidos.”

Una vez que lo tengas definido, tus acciones deben ir orientadas en torno a este objetivo.

A la hora de planear, es importante utilizar las herramientas adecuadas para facilitarte el trabajo y organizarlo de la mejor manera posible. Para ello, es muy útil comenzar la planificación creando tu propio calendario editorial (para mí es imprescindible).

2. Dedicar poco tiempo a cada publicación

La mejor manera de fidelizar a los clientes es dándoles contenido de calidad, que esté bien trabajado y cuidado, pero sobre todo que aporte valor. De nada sirve una estrategia bien definida si publicas contenidos pobres.

“El contenido de valor no es fruto de las prisas y del trabajo a contrarreloj; requiere tiempo, dedicación y mucho mimo para que todos los detalles estén perfectos y el lector pueda apreciarlo.”

Hay que tener en cuenta que tus seguidores van a dedicar parte de su tiempo a leerte, con ganas de aprender cosas nuevas o profundizar en diferentes temas. La mejor forma de agradecerles esa dedicación es que tu también empleas bien tu tiempo en crear buenos contenidos.

3. Generar contenidos vacíos

En referencia al punto anterior, es muy importante que los contenidos aporten cosas nuevas; un nuevo punto de vista, información novedosa, profundización en técnicas nuevas…

Dependiendo del tema, el punto diferenciador será uno u otro, pero está claro que para conseguir atraer a los lectores, es importante que lo que les ofrezcáis sea nuevo.

“Si cuentas lo mismo que le cuentan los demás, el lector no se fijará en ti.”

4. Falta de documentación antes de escribir

El mejor camino para generar un contenido de calidad es, precisamente, saber todo lo posible sobre el tema.

Por eso, antes de ponerte a escribir es importante buscar documentación ya publicada y leerla con atención.

La documentación no ayuda solo a informarse, sino a conocer los puntos de vista que ya se han publicado y lo que la gente opina sobre el tema.

“Leer lo que los demás piensan, ayuda a crear nuestro propio punto de vista.”

Además, cuanto más sepas sobre lo que ya se ha publicado, menos posibilidades tendrás de repetir.

Se trata de conseguir que los lectores aprecien tu estrategia y plan de contenidos. Por este motivo, la novedad y la originalidad son muy importantes.

5. Utilizar títulos que no atraen a los lectores

Este es otro de los puntos más relevantes a la hora de trabajar la estrategia de contenidos adecuadamente. Sin embargo, a menudo no se tiene en cuenta.

“El título de la publicación, junto con su intro, es la carta de presentación del contenido. Este es el gancho con el que realmente se consigue atraer a los lectores.”

Una vez que el título ha logrado captar la atención, una buena intro hará que les pique la curiosidad y que tengan ganas de leer más.

Es igual de importante terminar la publicación con un buen broche final, pero no olvidemos que para llegar hasta el final, primero hay que convencerles para que sigan leyendo. Por eso, debes dedicar gran parte de tu esfuerzos a los titulares y subtítulos.

6. No cuidar la presentación

Trabajar el marketing de contenidos no se limita solo a qué decimos; es igual de importante cómo lo decimos.

“Si quieres que tus lectores dediquen tiempo a leer tus contenidos, es bueno mimarles y presentarles las publicaciones de una forma amena y bien cuidada.”

A la hora de maquetar los contenidos, hay que tener muy en cuenta la presentación; que la lectura sea fácil, utilizar bullets para organizar las ideas y acompañar el texto con ejemplos gráficos son algunos de los trucos infalibles.

En este sentido, es muy importante:

  • Cuidar la ortografía y gramática.
  • Trabajar la redacción de cada contenido.
  • Estructurar bien la información.
  • Incluir imágenes o vídeos siempre que sea posible.
  • Dividir los apartados por temas para facilitar la lectura.

Descuidar la presentación y cometer errores de manera sistemática afecta a la credibilidad, y puede provocar que pierdas la confianza de tus seguidores.

7. Priorizar la publicidad ante el buen contenido

Este es un error bastante común de algunas grandes marcas a la hora de llevar una planificación de la estrategia de marketing de contenidos, ya que el primer objetivo es fidelizar a los usuarios antes de convertirse en potenciales clientes (y no al revés).

“Es bastante habitual que caigamos en la tentación de hablar demasiado de la marca, haciendo que todo lo que publicamos parezca publicidad.”

Por su puesto, uno de los motivos por los que creamos el contenido es para conseguir nuestros objetivos, pero priorizar los objetivos por delante de cuidar a los lectores hará que estos se alejen.

A la hora de crear la estrategia, debes focalizar todas las acciones en torno a lo que quieras conseguir, pero una vez que te pongas a crear contenido, lo importante es qué quieres contar y cómo lo vas a hacer.

Si la estrategia está bien definida, todas las acciones repercutirán en los objetivos sin necesidad de referirte a ellos de manera tan obvia.

8. No estudiar a la audiencia

A menudo ocurre que alguien escribe un contenido fantástico en el que ha invertido mucho tiempo y esfuerzo, pero no consigue que capte la atención de los usuarios; esto es lo que ocurre cuando escribimos pensando en nosotros y no en los lectores.

“Si no sabes bien qué es lo que quieren tus lectores, es muy difícil que los contenidos, aunque sean de calidad, les enganchen.”

Es muy importante que escuches a tu audiencia, definir qué es lo que quieren y necesitan, y trabajar el marketing de contenidos en torno a sus intereses.

Adaptando tu calendario editorial al público objetivo, conseguiréis que los contenidos que con tanto esfuerzo creáis lleguen al máximo posible de lectores.

9. Compartir los contenidos y hacer link building en el lugar equivocado

Crear un buen contenido, cuidado y de interés, es lo fundamental, pero una vez que lo terminamos… ¿qué hacemos con él?

“Para conseguir que los usuarios conozcan las publicaciones nuevas, es fundamental saber dónde se encuentra el público objetivo.”

Promocionar y compartir las publicaciones con eficacia, es uno de los puntos principales a la hora de trabajar el marketing de contenidos.

Si tienes claro a quién te diriges, te será más fácil saber dónde encontrarlos y será en esos lugares donde debas compartir tus publicaciones.

De nada vale difundir nuestro contenido en todos los sitios posibles sin filtrar previamente su efectividad. Sería una pérdida de tiempo y los esfuerzos que realizases no te darían frutos.

En este sentido, también debes tener en cuenta en qué blogs y sitios web haces guest blogging, para crear una red de enlaces externa potente y no implementar estrategias de link building inefectivas. Aquí puedes leer más sobre esto.

10. No revisar la publicación antes de publicarlo

Aunque sea el último error de la lista, no hay que restarle importancia. Hay que revisar, revisar y volver a revisar todo lo que escribimos antes de publicarlo, y aunque creamos que ya está listo, nunca viene mal volver a leerlo una vez más.

A menudo pensamos que ya hemos ido corrigiendo todo mientras lo escribíamos, pero es importante verlo de un modo global. A veces, cada apartado está correcto, pero en conjunto pierde el sentido o se desvía del tema principal.

“Es importante revisar todo el texto palabra por palabra, corregir los fallos ortográficos o gramaticales, y darle un hilo conductor a la idea principal.”

Además, en cada revisión siempre surgen cosas nuevas que habíamos pasado por alto.

CONCLUSIONES:

Espero que con este artículo hayas aclarado todas las dudas que pudieran quedar sobre la estrategia en el marketing de contenidos y que, si habías cometido alguno de estos errores, puedas solucionarlos a partir de ahora.

Con este post debes haber sacado en claro 3 ideas principales:

  • Los contenidos de calidad son aquellos que aportan valor y algo diferente al resto.
  • Para poder lograr resultados es necesaria la planificación, y para ello hay que utilizar herramientas como un calendario editorial.
  • Es necesario imponerse unos objetivos comerciales, pero lo primero es mantener contento al lector.

No olvides la importancia de este tipo de técnicas, y sacarle el máximo provecho posible, porque los resultados pueden ser verdaderamente buenos para ti.

¿Cometías alguno de estos errores o añadirías algún otro error totalmente imperdonable en una estrategia de contenidos?

Imágenes (estrategia de contenidos): Shutterstock

Teresa es licenciada en Administración de Empresas. Especializada en Negocios Internacionales, Social Media y Docencia, tiene experiencia en Comercio Exterior y Marketing Online. Actualmente es la Content Manager de MadridNYC.